La cultura amenazada por la mercantilización
Diana Carolina Junco Murcia

 

 

Érase una vez una araña conocida como Walekerü,
que tejía a escondidas bajo la luz de la luna fajas y mochilas.
Una noche, una niña se le acercó para alabar su destreza con el hilo.
La araña, conmovida, se ofreció a enseñarle
su más preciado tesoro: el arte de tejer.
Durante varias lunas,  la niña tejió sin parar hasta 
alcanzar
la habilidad de reproducir el arte de su  maestra, la araña.
Cuando la niña llegó a la edad adulta, con su primera menstruación,
la araña despareció entre las ramas de un árbol,
dejando como herencia la técnica del Wayúu.
Abalo M, 
Leyenda wayú

 

——–Antes de que existieran las palabras «moda», «industria» o «empresa», se contaban historias, se mostraba la cultura y el prestigio a través de los símbolos creados por tribus indígenas americanas; cada una hablaba a través de sus artes y una de ellos era el tejido. Cuando las pasarelas y la moda se impusieron en la posmodernidad, se generó la necesidad de crear nuevos estilos y formas de expresarse a través de la vestimenta; sin embargo, para suplir la necesidad de la innovación que exigen estas prestigiosas industrias, los diseñadores deben inspirarse y hace un tiempo lo han hecho volteando su mirada a los grupos indígenas de diversas partes del mundo, con gran atención a los propios de Latinoamérica.

——–Uno de los pueblos que vive en una constante lucha contra la piratería de su ancestral técnica de tejido son los wayú, un pueblo que hace parte de los arahuacos y que actualmente viven en el departamento de la Guajira, Colombia, y en el estado de Zulia, Venezuela. Este pueblo aborigen tiene en el centro de su organización a la mujer quien resuelve conflictos dentro de la comunidad y organiza todo. Los wayú tienen una historia muy interesante, pero solo sus artesanías han llamado la atención de pequeños y grandes empresarios, ya que es de ahí de donde pueden sacar provecho.

——–El tejido, más que una herramienta para sobrevivir en un ambiente árido —como lo es el desierto en el que ellos habitan—, es parte de su historia, cultura y de su vida. Según cuenta Cecilia P. Acosta (Ángel, 2018), wayú del clan Apshana, los wayú descienden de Walekerü, una araña que les enseñó a tejer, como cuenta la leyenda. Estos conocimientos son heredados y se transmiten de madre a hija después de que esta última tiene su primer periodo y pasa la etapa de encierro en la que es purificada y en la que la madre o abuela la aconsejan y transmiten conocimientos.

——–En la segunda etapa del encierro las niñas wayú aprenden a hilar el algodón y a plasmar todos los símbolos en las artesanías que hagan. Las kannas, arte de tejer dibujos, están ligadas a determinados clanes y cada figura es importante para el pueblo wayú. Muchos colombianos y extranjeros que han visitado el país seguramente recordarán unos atractivos bolsos con figuras geométricas repetidas, estas figuras, generalmente representaciones de la fauna y la flora que son las más prestigiosas entre los wayú, tienen un sentido para este pueblo. Significados como: los caminos que se entrecruzan, el caparazón de un morrocoy, las varas secas de los techos de los ranchos… son algunos de los que se representan como figuras en las diferentes clases de bolsos, vestidos y chinchorros. Después de la colonización incluyeron el croché para la realización de estos importantes objetos.

——–Para los citadinos es común ver la susu de diario, el bolso de tamaño mediano que se utiliza para guardar cosas personales. Sin embargo, los wayú tienen bolsos para diferentes usos como la susuainiakajatu, un bolso que mide entre 40 y 70 cm de ancho por 50 a 70 cm de alto y que es usado para irse de viaje. Hay otros tipos de bolsos y artesanías creados a mano por ellos y que generalmente pueden durar semanas o meses elaborándolos, lo cual hace única cada creación.

——–Lastimosamente toda la historia, significado y conservación de la cultura wayú se pierde al ser reproducida, sin permiso de la comunidad, por grandes y pequeñas empresas que solo buscan la venta de objetos por dinero. Los bolsos wayú de uso diario, que son los más usados, se venden por todas partes como originales; sin embargo, este pueblo es bastante celoso a la hora de compartir su arte, debido al constante robo de su arte. Además, no es lo mismo comprar un bolso en las rancherías donde viven los wayú, en la Guajira, donde seguramente una de las tejedoras o la misma mujer a cargo del lugar les hable respecto a sus tradiciones y el significado de los símbolos que hay en los bolsos que comprarlo en una bonita tienda de marca o en la calle.

——–Desde los años 60, en Estados Unidos, el uso de lo étnico ha sido usado sin el permiso ni conocimiento de las comunidades indígenas, desconociendo su cultura y volviéndolo un asunto de la industria de la moda. Cuando las pasarelas se hicieron famosas en Nueva York por crear un espacio para la innovación y el reconocimiento de diseñadores jóvenes, lo étnico empezó a peligrar.

——–La mundialización que hizo posible que la performatividad étnica se presentase y representase en contextos sociales vinculados con la moda otorgó a la etnicidad un nuevo problema político que abordar, uno donde la universalización del esquema «Occidente vs. Otros» dificultó el reconocimiento de particularidades culturales concretas, a la vez que encubrió el potencial de organización de los marcadores étnicos, ahora traducidos a performances y convertidos en mercancía (Mora, 2018, p. 94).

——–La industria de la moda no solo tomó la técnica y la reprodujo a gran escala haciendo perder así toda la historia, cultura y respeto hacia los ancestros y clanes wayú, sino que tampoco los reconoce como autores de esta técnica ancestral. Los estampados y los característicos pompones de colores que usan los wayú son usados para diferentes objetos y prendas de vestir.

——–Cabe aclarar que «“Wayúu” desde el año 2011 fue declarada como una Denominación de Origen, con la cual se pretende proteger los derechos de propiedad intelectual de esta comunidad indígena de artesanos. La titularidad de la denominación está en cabeza del Resguardo Indígena Wayúu» (Sistema de información para la artesanía, 2014). Cuando nos venden terceros y no los mismos artesanos, la cultura de una comunidad está en peligro, además de que se está violando la propiedad intelectual de un arte de hace siglos.

——–Recordemos que en Latinoamérica los ancestros de los grupos indígenas fueron los que primero crearon una cultura que, ante todas las adversidades que atravesaron, se siguió legando hasta nuestros días. Claramente ha sufrido cambios como la introducción del croché o el uso de nuevos materiales como la lana para crear sus artesanías, pero la esencia sigue allí y muchos pequeños y grandes negocios de la moda pretenden aprovecharse de esto.

——–Si buscas por internet «bolsos wayú», seguramente te verás invadido, como si también estuvieras en la calle, de vendedores que prometen tener los bolsos originales que crea esta comunidad, dan un discurso motivador y nos invitan a apoyar a estas comunidades cuando en la mayoría de casos el dinero se irá para sus ganancias y la reinversión en bolsos falsificados.

——–Ante un mundo que no para de crear innovaciones tecnológicas y nuevas formas de vidas más cómodas y aparentemente más lujosas, pero que también ha traído consecuencias para la naturaleza como el cambio climático, los clanes wayú han buscado diferentes formas de sobrevivir conservando su cultura y tradiciones; una de esas formas ha sido con la venta, que ellos personalmente hacen en sus rancherías, de sus bolsos, chinchorros y diversas artesanías.

——–No hay una forma fácil y breve para saber si una empresa es lo suficientemente correcta para darle el crédito y las ganancias que las artesanas wayú merecen por su trabajo. Lo más recomendado para evitar que una cultura sea maltratada por el imperio de la moda mundial es ir a la Guajira en Colombia o Zulia en Venezuela y conocer las rancherías de los wayú, conocer su gente, forma de vivir, relacionarse con ellos y ver el gran significado que tienen esos coloridos bolsos y sus diseños geométricos hipnotizantes. Toda la experiencia en sí —lo aseguro— será diferente y no quedaremos con la incertidumbre de que quizás estemos aportando a la desaparición sistemática de una cultura a través del aprovechamiento, abuso y falsificación de una tribu que es violentada por una industria que solo busca ganar dinero a partir del apropiamiento irresponsable del folclor y lo autóctono.

Bibliografía

ABALO, M. (2020). ¿Qué son los tejidos wayúu? historia, significado y tipos.
——–Recuperado de https://bycousinas.com/los-tejidos-wayuu/.

ÁNGEL J. G. (2018). El pueblo Wayuu: Los hijos del sol y de la luna. TVAgro [Archivo de video].
——–Recuperado de: https://youtu.be/wwWsZ1zhOzk.

MENGUAL, Y. (2012). Los wayúu y el tejido.Recuperado de
——–https://yustamengual.wordpress.com/2012/02/17/los-wayuu-y-el-tejido/.

MINISTERIO de Cultura (2010). Wayúu, gente de arena, sol y viento. Caracterización de pueblos aborígenes. Ministerio de Cultura,
——–República de Colombia.

MORA, J. (2018). La “cosa étnica” está de moda: Performatividad, crítica y agencia en torno al discurso
——– indoamericano en Vogue (2000-2017). Runa. Volumen 39. Número 2, pp. 91-110.

ORTIZ, N. (2018). La historia de la bolsa Wayu, la artesanía convertida en tendencia. Recuperado de
——–https://malvestida.com/2018/08/la-historia-de-la-bolsa-wayu-la-artesania-convertida-en-tendencia/.

SISTEMA de Información para la Artesanía (2014). La mochila Wayúu, parte de la tradición de Colombia.
——–
Recuperado de https://bit.ly/2JgfmRo.

Deja un comentario